PUBLICACIONES RECIENTES

 

Antecedentes

A partir del año 2008, los legisladores y parlamentarios de la región Centroamericana, México y República Dominicana se reunieron con el propósito de promover un mejor entendimiento de las migraciones en, desde y hacia la región, para fortalecer sus capacidades en la elaboración, revisión, aprobación y vigencia de marcos jurídicos que normen e institucionalicen las políticas públicas de los Estados nacionales, así como aquellas relacionadas con la institucionalidad regional, con el objetivo de abordar desde una perspectiva integral, los movimientos internacionales de  población.

Como resultado de dicho esfuerzo, en marzo de 2009 con la suscripción de la Declaración de Guatemala, “Por la construcción del desarrollo regional y el abordaje integral de las migraciones: El compromiso de los legisladores y parlamentarios de la región”, se adquirieron principios de observancia regional y se definió la conformación del Consejo Parlamentario Regional sobre las Migraciones -COPAREM-.

Consideramos que el diálogo legislativo se fortalece con la participación de la institucionalidad del Estado encargada de diseñar e implementar el ciclo de políticas públicas (programas, proyectos y acciones de gestión migratoria), así como fortalecer la participación de la sociedad civil, la academia y las personas migrantes, sus familiares y organizaciones con los poderes legislativos.

Enfoque

El Consejo Parlamentario desde su concepción ha promovido la necesidad de examinar la relación y las sinergias existentes entre la migración y el desarrollo; la insuficiencia y el riesgo de reducir las políticas migratorias a la gestión de flujos y, en contrapartida, la necesidad de formular e impulsar políticas de cooperación, armonización legislativa y responsabilidad compartida entre los países de origen, tránsito, destino y retorno. 

Partimos del entendimiento que las migraciones en, desde y hacia la región están profundamente vinculadas a problemas de orden histórico y estructural, como son las desigualdades, asimetrías y rezagos sociales, la pobreza, la precariedad laboral y el desempleo, la vulnerabilidad social, el incremento de los problemas de sustentabilidad ambiental, la discriminación, la desigualdad de género con especiales consecuencias en la violencia intrafamiliar, la composición y formas de relación familiar, la inseguridad ciudadana, la búsqueda de mejores oportunidades de vida y otras de orden político.

A pesar que distintos países en los últimos años han girado una mirada más amplia a la reducción de las políticas migratorias a la gestión de flujos y control de fronteras, sobre todo con un énfasis basado en un enfoque parcial de la seguridad nacional como lo son el combate al terrorismo y al crimen organizado. Sin incluir una perspectiva de derechos humanos y desarrollo, consideramos que esa estrategia lejos de reducir la migración irregular ha fomentado un ambiente de violencia e inseguridad  para las comunidades fronterizas y para los propios migrantes; asimismo, ha propiciado el crecimiento de redes de delincuencia organizada, incluyendo la trata de personas y el tráfico ilícito de migrantes.

Por ello, consideramos que las migraciones no se pueden abordar en una sola dirección, debemos de reconocer la multidimensionalidad y complejidad de éstas, que sean, por lo tanto, integrales y transversales a varios sectores y niveles de los ámbitos de gestión de los gobiernos nacionales, así como de instancias y foros regionales que incluyan las visiones de los países de origen, tránsito, destino y retorno.

Nuestro enfoque apuesta a la generación de espacios de diálogo y análisis interparlamentario sobre temáticas vinculadas con las  migraciones desde una perspectiva de derechos humanos y de desarrollo, es por ello que abordamos la problemática migratoria regional desde políticas de cooperación en reconocimiento de la co-responsabilidad de los países de origen, tránsito, destino y retorno, inspirados en la búsqueda del desarrollo humano sostenible, en el respeto irrestricto a los derechos humanos, en el derecho al asilo, y en el fortalecimiento de una democracia efectiva con pleno respeto al Estado de Derecho. 

Nuestro diálogo busca la participación de  legisladoras y legisladores cuya responsabilidad es trabajar en el diseño de iniciativas  y reformas legislativas armónicas con los instrumentos internacionales de derechos humanos, para atender las condiciones en las que ocurren los movimientos migratorios en la región entendida como lugar de origen, tránsito, destino y retorno.

Retos y perspectivas

En el marco del fortalecimiento del Consejo se han definido acuerdos políticos producto de nuestras asambleas ordinarias, estos han perfilado una ruta de trabajo a favor del cumplimiento de los mismos.

En general los acuerdos políticos tienen como objetivo fortalecer al Consejo Parlamentario a través de la incorporación de nuevas asambleas y/o parlamentos ya sea en calidad de participantes activos u observadores; la búsqueda de su sostenibilidad para el impulso de su propia agenda; y el fortalecimiento y respaldo político a iniciativas que en materia migratoria puedan fortalecer a sus países miembro.

La perspectiva de trabajo se ha centrado en que cada uno de los países proponga legislaciones en materia migratoria y/o modificaciones a las ya existentes a favor de incorporar en su perspectiva  de abordaje la vinculación migración, desarrollo y derechos humanos; así como la búsqueda de la homologación con las convenciones internacionales ratificadas en nuestros países en una perspectiva de trabajo que nos permita la armonización legislativa en la región.  En este sentido como parte del trabajo legislativo se ha propuesto a través de la vinculación con el FOPREL la creación de Acuerdos Marco Regionales mismos que tienen como finalidad su incorporación dentro de las legislaciones nacionales.

Es de nuestro interés fortalecer el diálogo con otras instancias, especialmente con la Sociedad Civil regional y nacional que atiende de diversas maneras a las poblaciones migrantes, solicitantes de refugio y sus familiares.  Así también nos interesa vincularnos a espacios multilaterales que generan propuestas en materia migratoria a favor de generar esfuerzos conjuntos para el beneficio de las poblaciones a las que nos debemos, dentro de estas instancias nos interesa vincularnos y/o dialogar con el PARLATINO, PARLAMERICAS, CRM, RROCM, SICA, entre otros.

El Compromiso de las y los Legisladores para el abordaje de las migraciones, es una apuesta de las Asambleas y/o Congresos Legislativos que integran el COPAREM, así como de las Instituciones que han gestado esta iniciativa como lo son Sin Fronteras I.A.P  e INCEDES , a través del apoyo de The John D. and Catherine T. MacArthur Foundation.